RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA. EL CASO DE LEVI´S

el .

Levi’s fue la primera empresa en implicarse en la lucha contra el SIDA y lo hizo ni más ni menos que en 1982, cuando todavía se hablaba de ‘cáncer rosa’ y las malas lenguas decían que sólo afectaba a hombres gays. Desde entonces han donado alrededor de 45 millones de dólares a diferentes organizaciones y dispone de un programa de prevención del VIH en más de 40 países.

La lucha contra el VIH es uno de los tres pilares de su Fundación, junto al desarrollo de activos de personas de bajos ingresos a través del ahorro y la defensa de los derechos de trabajadores. En este tiempo, ha creado una estrategia que tiene como ejes la prevención y tratamiento de empleados y sus familias, en consolidar el poder de organizaciones comunitarias y en aumentar la conciencia de sus consumidores sobre la prevención y contra la discriminación de las personas seropositivas a través de sus campañas de marketing.

Levi’s también fue la primera empresa de la lista Fortune 500 en ofrecer los mismos derechos que disfrutaban las parejas heterosexuales a las homosexuales. Colabora regularmente con donaciones a múltiples organizaciones LGTB. Son conocidas sus colaboraciones con el centro gay de San Francisco  o con la importante organización norteamericana HRC. También han invertido en el instituto Milk de Nueva York, el único destinado a alumnos LGBT del mundo y surgido del Hetrick Martin Institute, una organización que ayuda a los jóvenes LGBT en riesgo de exclusión ( la mayoría de los sin techo adolescentes son LGBT) a la que también lleva años apoyando.

En el ámbito de la intervención más política, la empresa de vaqueros se ha implicado de lleno en las campañas por igualdad, más allá de aportando financiación, prestando sus propios escaparates como plataforma publicitaria. Así durante todo el debate sobre  el matrimonio gay y para luchar en contra de la Proposición 8. Ya en 1992 Levi’s dejó de hacer donaciones a los Boy Scouts norteamericanos por sus políticas anti gays.

Fue uno de los primeros que pusieron publicidad en Logo, el canal de televisión dirigido al público gay de Viacom, se involucraron en la película Milk y ha hecho varios anuncios destinados al público gay. En 2008 lanzó la campaña “Change”, que incluía un anuncio que ganó el premio a mejor publicidad de la asociación GLAAD.