EL VIH EN EL ÁMBITO LABORAL. Julio Gómez

el .

El mundo laboral, al fin y al cabo, es un claro reflejo de la sociedad en general. Los avances sociales en la comprensión del VIH y el sida no han ido en consonancia con los alcanzados en los tratamientos médicos y la falta de una información adecuada sigue contribuyendo al miedo y al estigma, que se convierten así en una de las principales barreras para el acceso al mercado laboral de las personas con VIH.

En nuestro país, hemos contado con la posibilidad, durante los últimos años, de realizar algunos estudios e informes a través de los que se ha abordado la situación de las personas con VIH en el ámbito laboral. FIPSE, CESIDA, RedVIH y la Federación Trabajando en Positivo somos algunas de las entidades que hemos podido avanzar en este sentido.

En la mayoría de las ocasiones, estos estudios han señalado que las personas con VIH se encuentran en una situación de desventaja frente a la población general y también frente a otros colectivos en relación al acceso o permanencia en el mercado laboral, situación marcada por dos circunstancias fundamentalmente: por un lado, unas condiciones de baja empleabilidad en el colectivo y, por otro, unas actitudes generales de discriminación en torno a éste en el ámbito laboral.

Sin embargo, a pesar de que es evidente la necesidad de mejorar la capacitación profesional y la empleabilidad del colectivo de personas con VIH, los estudios coinciden en señalar que el principal problema hoy día en el contexto laboral en relación con el VIH tiene que ver con la vigencia de los prejuicios y estereotipos que siguen asociados a la infección y que conducen a situaciones de discriminación y de vulneración de derechos de las personas afectadas.

El alto nivel de desempleo entre las personas con VIH (entre el 53,7% y el 55%, según diferentes estudios); la actitud de la población ante la posibilidad de compartir espacio de trabajo con una persona con VIH (el 25,8% se sentiría entre algo y totalmente incómoda ante esta situación y el 23,7% trataría de evitarla) o la discriminación en el ámbito del trabajo como  principal motivo de consulta en los servicios de Asesoría Jurídica de diferentes entidades de nuestro país (por delante del ámbito sanitario, educativo o familiar), son algunas de las evidencias que han señalado estos estudios para reflejar esta circunstancia.

Por otra parte, además de estos estudios, la experiencia diaria de las ONG que realizan programas de apoyo a la inserción laboral de las personas con VIH constata que son muchos y diversos los aspectos que ahora mismo limitan a las personas con VIH en su acceso y/o la permanencia en el mundo laboral. Entre los más importantes actualmente,
podemos mencionar los siguientes:
 














• La evidencia del estigma y la discriminación hacia las personas con VIH como uno de los principales obstáculos para la inserción laboral y la permanencia en el empleo de éstas.

• Las condiciones existentes para la denuncia de situaciones de discriminación sufridas en el ámbito laboral por las personas con VIH. La denuncia es la herramienta más importante para que no se produzcan de manera reiterada situaciones de estigma y discriminación hacia las personas con VIH en el ámbito laboral.

Sin embargo, las personas con VIH no suelen recurrir a la denuncia, entre otras cosas, por temor a hacerse visibles. Así mismo, en los casos en los que sí que se denuncia, la discriminación es muy sutil o difícil de probar, especialmente en las pequeñas empresas.

• La discriminación para el acceso al empleo, tanto público como privado, a través de la solicitud de la prueba del VIH sin tener relevancia para el puesto o, en el caso de las personas con VIH y con discapacidad reconocida, a través de la solicitud del Dictamen Técnico Facultativo. La realización de las pruebas de detección del VIH en los procesos de selección está prohibida legislativamente, además de ser innecesaria e injustificada, pero se siguen utilizando como forma de selección del personal, tanto en el ámbito público como privado.

En el caso del Dictamen Técnico Facultativo contiene datos médicos de la persona y es únicamente para uso personal de la misma, pero acaba convirtiéndose en una vía indirecta para que la empresa conozca la enfermedad que motiva la discapacidad de la persona.

• La reforma laboral y sus consecuencias para las personas que padecen una enfermedad crónica. Actualmente, cualquier trabajador/a puede ser despedido/a por el hecho de faltar a su puesto de trabajo aún cuando éste se encuentre motivado por una baja médica.

• La repercusión de los recortes sanitarios en la salud de los trabajadores y trabajadoras con VIH. El Real Decreto 16/2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha supuesto la exclusión del sistema sanitario de una parte de la población residente en España pero también ha introducido nuevas medidas de repago de fármacos que, en el caso de las personas con VIH, pueden suponer un obstáculo para el acceso a los tratamientos necesarios para el control de las enfermedades concomitantes que padecen, aunque el tratamiento antirretroviral sí que se encuentre cubierto.
En todo caso, es necesario comentar que este clima y actitudes de discriminación hacia las personas con VIH en el ámbito laboral tiene su repercusión, por una parte, en las propias personas con VIH (para las que supone una pérdida de derechos propios que, además, revierte en la disminución de su calidad de vida, de su estado de salud y de su bienestar psicosocial) y, por otra, en la sociedad general y en la salud pública, puesto que tanto la falsa sensación de inmunidad de aquellas personas que discriminan como la ocultación de las personas con VIH, no hacen sino dificultar la prevención y control del VIH.

Como respuesta a la situación de las personas con VIH en el ámbito laboral, desde la Federación Trabajando en Positivo hemos tratado de abordar, paralelamente, las dos circunstancias comentadas anteriormente. Así,

• frente a la baja empleabilidad en el colectivo, desarrollamos acciones de:
- Coordinación y trabajo conjunto entre ONG que promueven la inserción laboral de las personas con VIH.
- Apoyo y acompañamiento en el proceso de inserción laboral a personas con especiales dificultades para el acceso al empleo

• frente a las actitudes generales de discriminación en el ámbito laboral, desarrollamos acciones de:
 
- Sensibilización e información en torno al VIH dirigidas a trabajadores/as
- Apoyo y Asesoramiento legal ante situaciones de estigma y discriminación en el ámbito laboral
- Elaboración de campañas, notas de prensa, comunicados e informes sobre la relación
“EMPLEO y VIH” en el Estado español.


Julio Gómez
Coordinador de la Federación
Trabajando en Positivo