¡Bienvenidos al brillante mundo del Glam-Rock! Juan Tormento

el .

El rock psicodélico de la Era acuario que era definitivamente maravilloso sobre todo en su desarrollo, acabó convirtiéndose en una lucha de virtuosismo entre sus talentos, como fueron Ricki Blackmore, Dee Purple, Jimmy Page, Led Zeppelin, entre otros. Lucha que, en un principio, parecía prometedora pero que definitivamente acabó aburriendo a las moscas. Tantísimo solo de guitarra interminable en las canciones de los discos, y más largos aún en los directos, consiguieron que algo mágico se convirtiera para algunos en un tedio tan extremo que ni los canutos  conseguían hacer fumable tales excesos, por lo que una nueva generación de músicos jóvenes, y a modo de respuesta rebelde, trataron de devolverle al Rock la frescura perdida. Bienvenidos al brillante mundo del Glam-Rock.

Los más jóvenes cuando piensan en el Glam-Rock lo hacen asociando este movimiento musical a Los Ángeles (California), y a los excesos de todo tipo de los músicos pertenecientes al movimiento que, vistiendo plataformas de vértigo o tacón de aguja, laca, pintados como puertas y rodeados de mujeres, se transformaban en auténticas estrellas. Muy cierto es esto, aunque no del todo, ya que el Glam-Rock nació en Inglaterra en los años 70’s de la mano de Mark Feld más conocido por su nombre de guerra Bolan junto a sus compañeros de banda los T-Rex. A ellos se les ocurrió añadir a los psicotrópicos que hasta el momento habían utilizado las estrellas de la música, chisteras, estampados de leopardo, boas de pluma, purpurina, laca de uñas, hairspray a tutiplén y, por supuesto, ese maquillaje por toneladas ya mencionado para potenciar y engrandecer el espectáculo, y la toxicidad de los también mencionados psicotrópicos.

John Lenon dijo que él Glam-rock es Rock con pintalabios. Lo que yo digo es que el Glam- Rock es el rock que se escucha con los ojos y, para que esto sea así, fueron imprescindibles las aportaciones que hicieron al movimiento David Bowie y las New York Dolls, convirtiéndose estos últimos en uno de los ingredientes americanos más intensos del movimiento, estéticamente hablando, y aportando unos modelos de plástico puro auténtico, de colores chillones, como sus no menos auténticas guitarras y voces. Estos cimientos fueron consolidados por otros jóvenes músicos que siguiendo la estela de los ya mencionados, o acompañándolos en la línea temporal, no hicieron más que engrandecer y dar dinamismo al movimiento musical más travestido de la historia de la humanidad.

Por eso no deja de impactarme cuando alguien dice gustar de David Bowie o T-Rex y luego, cuando ven a una persona trans lo  tildan de “travesti de mierda”. ¡Qué paradoja!

Volviendo a la argumentación, de la que me estaba saliendo, se sumaron al Glam-rock  otras maravillosas bandas. Creo que la mejor manera de explicarlo es citando las que, por excelencia, configuran a mi entender la lista de las obras más representativas del movimiento (aunque en ese top no me quede más remedio que repetir a alguna de las reinas). Lo voy hacer por fechas y si señalar preferencias, porque básicamente no las hay. Me gustan todas por igual, porque... ¿qué pestaña cargada de rímel me arrancaría yo que no me doliera? (Véase el cuadro adjunto con la relación)

  • T-Rex, Hot Love (Febrero 1971)
  • David Bowie, Queen Bitch (Diciembre 1971)
  • Gary Glitter, Rock and Roll (Marzo 1972)
  • Alice Cooper, School’s Out (Abril 1972)
  • Mott The Hoople, All the Young Dudes (Julio 1972)
  • Roxy Music, Virginia Plain (Agosto 1972)
  • Lou Reed, Vicious  (Noviembre 1972)
  • David Bowie, The Jean Genie (Noviembre 1972)
  • Slade, Cum On Feel the Noize (Febrero 1973)
  • Roxy Music, Editions of You  (Marzo 1973)
  • Bonnie St Claire, Clap Your Hands and Stamp Your Feet  (Mayo 1973)
  • T-Rex, 20th Century Boy (Mayo 1973)
  • Iggy and the Stooges, Search and Destroy (Junio 1973)
  • New York Dolls, Trash (Julio 1973)
  • The Sweet, The Ballroom Blitz (Septiembre 1973)
  • Mud, Dyna-Mite (Octubre 1973)
  • Suzi Quatro, Devil Gate Drive (Enero 1974)
  • Sparks, This Town Ain’t Big Enough for
  • Both of Us (Abril 1974)
  • David Bowie, Rebel Rebel US version (Mayo 1974)
  • Iron, Virgin Rebels Rule  (Junio 1974)
  • Sweet, The Sixteens  (Julio 1974)


Queen tuvo tres importantes discos asociados a este movimiento, en 1973 publicaron Queen, en 1974 Queen II y Sheer heart atack. He decidido mencionarlos aparte ya que muchos expertos consideran que su rock era más progresivo.

No estoy del todo seguro de ello, o por lo menos no convencido plenamente, pero no puedo dejar de incluirlos por su indudable estética Glam. Sorprendente fue cuando publicaron en 1977 una de las grandes obras maestras de este estilo, We will Rock you, canción con la que daría por finalizada la época dorada del movimiento, pese a que con tal opinión más de un crítico se me echará encima.

Aunque no los nombre, por supuesto hay otros muchos músicos sin los cuales no habría sido posible la maravillosa gran bola de Glitter (que no de fuego), como Alvin Stardust o la banda Wizzard.

Después de la decadencia del movimiento a finales de los 70’s este género se reinventa a sí mismo bajo el nombre Glam-Metal a mediados de los 80’s con bandas como Poison, Mötley Crüe o Skid Row entre otras, aunque esto ya sería otro capítulo.

Algunos os preguntaréis ¿por qué está tan empapado Tormento del tema si en los 70 era un niño? Muy sencillo. Tenía por vecina de mi cuarto, pared con pared, una señorita absolutamente obsesionada por este estilo, que se pasaba instruyéndome musicalmente, sin ella saberlo, ocho horas de las veinticuatro que tiene el día. Tal vez por ello, a los 17 años, tuve mi primera banda Fanny y los + junto al rey del Glam-Rock español Fabio McNamara y el mejor guitarrista glam español, según la revista Rolling Stones, Luis Miguélez. Por cierto que, estos momentos y con ambos, como cíclicamente hacemos, me encuentro en el estudio grabando un nuevo disco, esta vez bajo el nombre de grupo Velvet Cutis. Un proyecto en el que no escatimaremos ni un solo gramo de Glitter.

A estas alturas de mi relato tan solo debo añadir que si en la España que yo crecí más gente hubiera tenido la suerte de tener una vecina como la que yo tuve, otro gallo mucho más brillante y tolerante nos cantaría. Y si no pasen por Berlín, ciudad en la que resido desde hace catorce años, donde David Bowie y Lou Reed grabaron algunas de sus más representativas obras, y donde en esa época todo hijo de vecino era como Pili, el nombre de mi querida instructora y vecina.

Juan Tormento
Músico, productor y compositor que ha estado presente en muchos de los proyectos de la Movida Madrileña. Ha dedicado su vida plenamente a su pasión por la música y por el deporte. Comenzó en los 80 con Fanny y Los +, con Luis Miguélez y Fabio MacNamara así como realizando múltiples colaboraciones con artistas míticos, ya en el underground español, como Juan Carlos Valenciaga, Los Metálicos o Tino Casal. De hecho, el artífice de Champú de huevo y Embrujada fue uno de los grandes amigos de Tormento. Colaboró con Dinarama y, con Carlos Berlanga -en la portada de nuestro Magazine- con quien también estuvo muy unido, compartiendo aficiones e incluso piso. Berlanga fue otra de las grandes  pérdidas que ha sentido en su trayectoria vital. Musicalmente ha formado parte de  los grupos engendrados en Berlín Glamour To Kill (cuyo disco Musik pour the ratas fu número 1 en Alemania en 2004), Die Blondinen y, en la actualidad, está a punto de publicar un nuevo álbum con la formación Velvet Cutis, que integra junto a sus inseparables Miguélez y MacNamara. Siempre Igual y StormStation son los títulos de los dos discos que tiene publicados en solitario. Su faceta como productor y como compositor no es menos relevante. Ha compuesto para personajes como Tamara (La Reina de La Laca), grupos de rock como los Super Ratones, o colaborado con drags muy conocidas como La Prohibida, Diossa y Malyzzia. Por último destacar que fue coautor, con Luis Miguélez, del popular himno del orgullo gay 2001, titulado Somos Iguales.