La revolución no será homo-geneizada. Graham Bell Tornado

el .

El Orgullo y Otros Rituales
Los rituales son importantes para afirmar la identidad de las comunidades que los celebran. Tienen una importancia especial para las minorías ya que la exclusión social y la falta de aceptación de nuestra identidad por la sociedad pueden causar la alienación, la depresión e incluso el suicidio.
Probablemente el ritual más importante en el calendario LGTBQI es el Orgullo y hace años que, junto a mi pareja y activista bi Anna Maria Staiano, hemos utilizado su contexto carnavalesco para realizar un drag radical, una forma de disidencia sexual que subvierte los intentos de la sociedad para controlar nuestra manera de vestir en función de nuestro género.
Cada año sin falta nuestra foto sale en la prensa local y nacional, así que, aunque solo nos manifestamos con un pequeño grupo de amigos, tenemos un gran impacto en los medios de comunicación anunciando nuestra pan-bi-poli-eco-sexualidad al mundo.

Invisibles
Sin embargo, tanto dentro del movimiento LGTB como en la sociedad en general es casi imposible encontrar personas que se identifican como bisexuales. Entonces ¿dónde están lxs bisexuales?
El problema con la visibilidad bisexual tiene una base histórica y tiene que ver con el estigma asociado a la etiqueta. La sociedad piensa que somos codiciosxs, poco fiables y que tenemos demasiado miedo para admitir que somos realmente gais o lesbianas.
Hay matices específicas dentro del movimiento LG(TBQI). Después de la euforia inicial que impulsó el movimiento de liberación sexual en los años 60 y 70, vino la época de la política de la identidad cuando diferentes grupos afirmaron sus derechos y espacios. Esto dio lugar a una reacción violenta en contra de lxs bisexuales porque se les acusó de invadir los espacios de lesbianas y homosexuales. Mientras tanto, los hombres bisexuales fueron estigmatizados como trasmisores de SIDA a la población heterosexual.

Treinta años más tarde todavía nos enfrentamos a la bifobia y la falta de aceptación como bisexuales, incluso dentro de las comunidades LG y queer. Con la llegada de la política queer en España, la bisexualidad ha sido etiquetada como retrograda y acusada de mantener el sistema binario de género a pesar del hecho que la definición más extendida actualmente de la bisexualidad no es binaria y afirma que las personas bisexuales son atraídas por más de un género.
Salir como bi necesita valor ya que el resultado de estas diversas formas de estigmatización hace que sea muy difícil para la gente aceptar o incluso reconocer sus sentimientos bisexuales. Es la bifobia que sufrimos por parte de lxs monosexuales (homos y heteros) y la falta de una fuerte red de apoyo que lleva a las incidencias más altas de depresión e intentos de suicidio entre hombres y mujeres bisexuales que entre lxs homosexuales.

La evolución y la visibilidad de la comunidad gay y lesbiana ha dado lugar a la aparición de una serie de estilos de vida estandarizados que le proporcionan un sentido de pertenencia y apoyo. Pero no hay tal cosa como un estilo de vida bi ya que la comunidad bisexual es muy diversa y no somos fácilmente identificables. Podemos conservar nuestra identidad sexual, mientras que nuestro estilo de vida cambia dramáticamente segun nuestras relaciones actuales.

La comercialización del ambiente LG y las alianzas formadas en los últimos años entre lesbianas, homosexuales y políticos neoliberales interesados en el voto rosa (y sus euros) han dado lugar a un movimiento más preocupado por los derechos civiles que con su objetivo original: la liberación sexual de todxs.

La comunidad bi ofrece un espacio seguro y acogedor para las personas trans y lxs otrxs disidentes de género, independientemente de su orientación sexual. Sin embargo nuestra presencia en el movimiento LG(TBQI) es incómoda porque todxs desafíamos la homonormatividad y el monosexismo. Pero la revolución no será homo-geneizada y las batallas libradas por nuestrxs hermanxs (principalmente trans) en Stonewall no se ganará hasta que todxs hayan sido liberadxs sea cual sea su sexo, género u orientación sexual.

Sin embargo, debemos ser capaces de aceptar que todxs somos diferentes, estar abiertxs al debate e, incluso, al desacuerdo sin perder de vista quiénes son los verdaderos enemigos. Veo a todxs nosotrxs como aliadxs dentro de una coalición multicultural de la disidencia biopolítica. Tenemos que hacer alianzas y perseverar en nuestras demandas con el fin de provocar cambios duraderos y permanentes en la sociedad.
Un ejemplo lo tenemos en que en el año 2013 el Área de Bisexualidad de la FELGTB (Federación Estatal de organizaciones LGTB) propuso organizar las terceras jornadas bisexuales y dedicar el año 2014 a la bisexualidad, pero ambas peticiones fueron desestimadas. Esta falta de apoyo llevó a muchxs bisexuales a salir de la FELGTB y / o sus grupos locales después de años de activismo dentro del movimiento LGTBQI.
En Valencia decidimos dejar el grupo local LGTB (LAMBDA) y organizarnos de forma autónoma como Moebius, asociación de Pan, Bi y Polisexuales para trabajar directamente por nuestra comunidad. Las terceras jornadas bisex fueron organizadas sin el apoyo de la FELGTB gracias al trabajo de activistas bisexuales de COGAM (Madrid) y de MoeBIus. Gente de toda España se reunió en un evento de dos días que incluyó conferencias, talleres y mesas redondas. Fue un gran éxito a pesar de no tener financiación alguna.

Es alentador ver que, finalmente, gracias a la perseverancia de lxs activistas bisexuales, la FELGTB haya cambiado de opinión declarando

2016 oficialmente el año de la visibilidad bi­sexual en España y apoyando las próximas jor­nadas bisexuales que se celebraran en Valencia en noviembre (estas jornadas son el equivalente de las conferencias nacionales en otros países).

EuroBiCon

Las conferencias bisexuales son las ceremonias de encuentro nacional y/o internacional más im­portantes del calendario bi y se celebran en va­rios estados del mundo. En julio 2016 la tercera EuroBiCon se celebró en Amsterdam. Fue pre­cedida por EuroBiReCon, dos días de ponencias de investigadores y académicxs bisexuales de todo el mundo, incluyendo tres de España. Fue un evento bisex espectacular de cuatro días de duración con más de 90 talleres, presentacio­nes y mesas redondas. Asistieron 221 personas (con una amplia diversidad de cuerpos, capaci­dades y géneros) procedentes de 23 países. Los temas abordados incluyeron la salud bisexual, el activismo, las actitudes religiosas hacia la bi­sexualidad (desde puntos de vistas cristianos, musulmanes y religiones no monoteístas), los problemas que encuentran lxs bisexuales de co­lor y la bisexualidad en el cine y los medios de comunicación.

Una de las decisiones más emocionantes tomadas en la conferencia por activistas españoles fue de or­ganizar la Primera Jornada Bisexual Mundial como parte del World Pride en Madrid 2017. Como parte de la Jornada he sido invitado para realizar un ritual para sanar las divisiones dentro del movimiento de liberación sexual, de modo que podemos aprender a respetar y apoyar nuestra diversidad. Espero que esto pueda ayudar a forjar un movimiento verda­deramente representativo con una agenda política progresiva. Es importante luchar contra la transbi­homofobia en nuestros países y utilizar nuestro pri­vilegio para presionar la comunidad internacional y cambiar las leyes en aquellos países donde las per­sonas LGTBQ siguen siendo castigadas con prisión o con la pena de muerte.

El último día de EuroBiCon fui a un taller de me­ditación de respiración de luz cuántica y a través de las lágrimas que derramé copiosamente de repente vi rayos de luz que me conectaban a todos mis seres queridos, vivos y muertos. La luz parecía llegar a todo el globo para incluir a los que ni siquiera conozco. En esencia eso es lo que significa el amor para mí. Mi amor por el planeta y por la raza humana, y por eso es ciego al género, la raza, el credo o la especie. Esto no quiere decir que amar sea fácil. Es una lucha día a día, pero eso es lo que debe informar a nuestro activismo, eso es lo que lo llevará más allá de todos los límites y dará lugar a una verdadera liberación del cuerpo y del espíritu. Y es un amor pansexual, polisexual, queer y bisexual.

El título de este artículo, La revolución no será homo-geneizada es una versión libre del lema de los 60 “La revolución no será televisada” de las Panteras Negras.

Este texto es una respuesta a la invitación a la asociación MOEBIUS de Pan, Bi y Polysexuals (Valencia) para escribir un artículo sobre el acti­vismo bisexual y la Conferencia Europea de Bi­sexuales (EuroBiCon 2016), a la que asistimos, para su publicación en Gehitu Magazine. Las opiniones expresadas son las del autor.

 Graham Bell Tornado

Soy un artivista bisexual y transgénero. Utilizo la per­formance y los rituales para realizar activismo presen­tando un mensaje político en espacios públicos y en los medios de comunicación. Trabajar de esa manera es arriesgado en una sociedad dominada por la hete­ro y homo-normatividad, y en el Reino Unido he sido amenazado y atacado, pero en el ambiente más liberal de España sólo he sido mal entendido y presentado como un friki. Acepto estos riesgos para asegurar que hay una presencia bisexual en la esfera pública. Este artículo forma parte de mi práctica y mezcla lo perso­nal con lo político sin complejos.

Enlaces de interés:

https://moebiusvalencia.wordpress.com

https://www.eurobicon.org/(en inglés)

http://www.grahambelltornado.com/